Hay básicamente dos tipos de madera de los cuales elegir: las maderas duras y las maderas blandas, por eso te contamos en Maderería Aguilar  sobre algunos términos y definiciones comunes que debería conocer.

-MADERAS DURAS. Son los árboles caducifolios que pierden sus hojas en otoño, algunos son suficientemente abundantes y flexibles para trabajar en carpintería. Las maderas duras se clasifican según la abertura de sus poros, como: de veteado suave (poros más pequeños), como el cerezo y el arce y de veteado con líneas vasculares (poros más grandes) como el roble, el fresno o el álamo.

-MADERAS BLANDAS. Provienen de las coníferas, comúnmente conocidas como árboles de hoja perenne. Sólo el 25 por ciento de todas las maderas blandas se utiliza en carpintería. Todas las maderas blandas tienen un veteado fino (poros pequeños) que no es muy visible en el producto terminado. Las maderas blandas más populares son el cedro, el abeto, el pino y la picea.


CARACTERÍSTICAS
-Densidad. Las maderas pesadas como el roble son resisten al desgaste, las marcas y los rayones mejor que las maderas blandas.

-Textura. Esta es la propiedad de la madera que determina las condiciones y de la superficie y la estabilidad. Juega un rol importante a la hora de decidir el acabado para la madera.

-Defectos. En la madera son naturales y apreciados por muchos carpinteros por las características únicas que dan a sus trabajos.

-Color. Contribuye a la personalidad de la madera. Por ejemplo, el cedro colorado ofrece una apariencia y un carácter diferentes del pino blanco.

-Veteado. Es la característica más conocida de la madera, tiene que ver con la fibra de las células de la madera. Debes decidir qué tipo de veteado es más adecuado para la función del proyecto que vas a emprender.

-Grados. Se determinan según la cantidad, ubicación y tamaño de los defectos en las tablas, no según su dureza. Cuanto más clara la madera, más alto el grado.

-Estabilidad. Es la capacidad de la madera de no encogerse o expandirse antes o después de haberla trabajado.

-Durabilidad. Las maderas duraderas resisten mejor el exceso de humedad y la exposición a la tierra, que representa una posibilidad importante de deterioro.

Estas características deben ser tomadas en cuenta para elegir la madera adecuada para tus proyectos, en Maderería Aguilar encontrarás soluciones de calidad para hacer realidad tus ideas.